Martes, 24 de enero de 2006
Los cada vez m?s numerosos estudios sobre lo que nos espera con el cambio clim?tico que, en parte, promovemos nosotros con nuestras pol?ticas medioambientales, previenen de importantes cambios en los pa?ses del Mediterr?neo, y Espa?a entre los que m?s lo notar?n. Una de las consecuencias ser? la escasez de agua.
Hace muchos a?os, cuando no se hablaba a?n de sequ?as ni cambios, pa?ses cercanos como Inglaterra ya cuidaba sus aguas. Las ciudades ten?an redes de desag?es clasificados. Las aguas fecales iban por unos conductos, las de lavar, por otro. Estas ?ltimas se reciclaban para otros usos. Los israelitas ya hac?an f?rtil sus desiertos a base de controlar estrictamente los riegos y de utilizar tecnolog?a de ahorro. Nosotros, el pa?s m?s seco del Mediterr?neo, derrochamos sin parar. Y lo m?s grave no es el uso de las viviendas, que tambi?n, (somos los que m?s lavamos los autom?viles y los que tenemos mangueras m?s agujereadas del mundo mundial) sino las distintas administraciones, que hacen redes de abastecimiento de baja calidad, donde se producen aver?as cont?nuas (f?jense en un pueblo de Cuenca: Minglanilla), transvases en los que un porcentaje elevado de agua se puerde en el camino, riego a manta, embalsando las tierras de cultivo...en fin. Habr? que pensar en cambiar sin remedio.
Publicado por minglanillaweb @ 17:19
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios