Lunes, 13 de agosto de 2007
fotos.miarroba.com
Esta ma?ana, como otras del verano, he salido en bicicleta a dar un breve paseo por los alrededores. Aunque me he levantado como lo hago habitualmente, hoy he tardado algo en salir a la carretera, pero estaba justificado pues este agosto nos est? regalando con d?as no excesivamente calurosos y el vientecillo que corr?a era un levante fresco.
A esas horas hab?a poco tr?nsito de veh?culos por la carretera a Campillo y Cuenca y como hay buen arc?n, el discurrir es pl?cido, sin la presencia de desniveles que exijan un esfuerzo importante. El aire sobre el rostro como una caricia, la vista de un campo agostadamente hermoso, con sus vi?as no demasiado bien dotadas de uva este a?o, es verdad, pero verdes y majestuosas. Los almendros y alg?n olivo despistado. Se oye alguna chicharra en ciertos lugares de la cuneta y una lagartija enorme se asusta y esconde con rapidez al paso de la bicicleta. Estaba de espaldas y no se hab?a dado cuenta de mi llegada. Cuando escuch? o percibi? el peligro se volvi? r?pida, mir? y en d?cimas de segundo desapareci? de mi vista con gran rapidez y agilidad. Un paisaje conocido de hace muchos a?os pasa ante m? por el frente y costados. Pienso entonces en la amenaza del cambio clim?tico y, viendo lo que veo y sintiendo lo que siento esta ma?ana me cuesta trabajo creer que algo est? cambiando...y sin embargo cambia.
Publicado por minglanillaweb @ 19:00
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios