Domingo, 18 de octubre de 2009

El espacio Redes en el que el Eduardo Punset entrevista a un científico de reconocido prestigio es uno de los mejores programas de televisión que existen actualmente en España. En su página web lo describen con esta escueta definición: 
"El mítico espacio de La 2 conducido por el divulgador científico Eduard Punset trae semanalmente un tema de la mano de un gran experto de reconocido prestigio internacional. Junto a la entrevista, breves reportajes aúnan ciencia y entretenimiento, la combinación ideal para conocer más sobre el mundo que nos rodea y sobre nosotros mismos." Es totalmente cierto. Los últimos programas, sobre el estrés o sobre hechos "raros" son un puro placer para los que aborrecemos los realitys y los que empezamos a estar hartos de los españoles, castellano manchegos...etc por el mundo. Todos tan cortados por un mismo patrón.
A tenor de este programa de Punset, me ha venido a la mente una opinión que persiste desde hace años. Han sido muy escasos los programas de debate de calidad. Es decir, los programas en los que los debatientes eran expertos en el tema a debatir. Ahora proliferan los programas en los que un grupo de tertulianos opinan sobre todo lo humano y lo divino, tenga la naturaleza que tenga. De todo entienden, todo lo pueden debatir con acaloramiento, interrumpiendo al interlocutor cuando éste no comulga con su línea. O lo que es aún peor, cuando no comulga con la línea editorial de la cadena o emisora radiofónica. Soy de los que aprovechan enseñanzas de estas puestas a debate. Por eso me gusta exigir seriedad y profesonalidad. Si el debate es sobre impuestos, me gusta escuchar a tertulianos inspectores de Hacienda, asesores fiscales y así. No todos tienen la capacidad de opinar ante una audiencia sobre cualquier tema que se presente, a no ser que se quiera hacer con la frivolidad que han tomado como bandera la mayoría de medios públicos y privados, por desgracia. 


Publicado por minglanillaweb @ 22:17
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios