Mi?rcoles, 23 de octubre de 2013

La vara de medirHoy leo en el mismo medio dos noticias que sin duda llaman la atención, no tanto por haberse producido en países tan distantes como EEUU y España, sino más bien por poner en evidencia países tan distintos en su vara de medir, en cuanto a justicia se refiere.

En el nuestro, una persona condenada por 24 asesinatos a más de 3000 años de prisión y seguramente otras más le seguirán, sale con gran escándalo social de la cárcel a los 26 sin haber llegado a cumplir el máximo de condena permitida en España, gracias a un Código Penal vigente en los años 90 y que evidentemente no tuvo en cuenta ese detalle.

En EEUU, el caso es diametralmente opuesto. Un condenado de tres asesinatos va a ser ejecutado en Florida después de haber permanecido 38 años en el corredor de la muerte.

De todas formas, quizá en algo no sean tan distintas.

En el primer caso se están sucediendo las declaraciones de pesar por la decisión del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, si bien se reconoce justo. El mismo tribunal remite a la Ley vigente en el momento de producirse la condena y que el Gobierno de la época presentó al Parlamento que la aprobó.

En el  segundo caso, los países contrarios a la pena capital expresarán una vez más su repulsa y razonarán que la muerte no sólo no persuade, sino que propicia injusticias y errores judiciales imposibles ya de reparar. También está el derecho a la vida.

Los afectados por el derrumbe de la doctrina Parot, sus familiares y amigos alabarán mil veces pertenecer a nuestra sociedad y no a la estadounidense, a pesar de sus condenas.

Thomas Knight, el reo que será ejecutado en Florida y otros presos en el corredor de la muerte en el país norteamericano junto a los suyos maldecirán otras tantas haber tenido la mala fortuna de haber delinquido allí.

Como poco, nos debe quedar la sensación de que algo no se hace justamente en la Justicia. Que hay distintas varas de medir desgraciadamente lo sabemos, pero que las varas tengan que ser tan radicalmente distintas no puede ser admisible entre países que no presentan tanta distancia en su forma de vida y su cultura.


Publicado por minglanillaweb @ 0:39
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios