Mi?rcoles, 18 de marzo de 2020

CORONAVIRUS Y CIVISMO

La gravísima crisis sanitaria que afrontamos a nivel mundial también afecta a nuestra pequeña comunidad.

Se está poniendo en evidencia la interrelación entre ciudadanos del mundo. Ya nada frena una infección por muy remoto que haya sido su origen. También es evidente lo esencial que se ha revelado la actuación conjunta de los dirigentes y ciudadanos. Ninguna comunidad por muy pequeña que sea deja de tener importancia en la resolución de la crisis. Sin la actuación de todos sabemos que no sería posible la resolución de esta gravísima crisis.

Nuestro Ayuntamiento, como las autoridades nacionales y autonómicas, nos está dando indicaciones precisas y los minglanilleros estamos obligados a cumplirlas a rajatabla. Ninguno de nosotros puede ser causa de ampliar la infección. Los ancianos tienen necesidad imperiosa y los jóvenes tienen también necesidad de no ser transmisores. Tampoco ellos están exentos de peligro.

La crisis económica va a ser monumental y todos lo notaremos y todos vamos a tener que arrimar el hombro.

Hace poco, nuestro Alcalde informaba de actos incívicos con las instalaciones municipales de las que todos nos beneficiados. Destrozos que menosprecian el esfuerzo de crear estos servicios, mantenerlos y reponerlos. No ha sido desgraciadamente la única vez que ha sucedido.

Nuestro pueblo no puede permitirse la agresión a la ciudadanía de estos vecinos incívicos. Ellos, los que sufren en silencio estos actos, callándose a pesar de saberlos, todos los demás que los sufrimos no vamos a tener recursos para solventarlos. No los permitamos.

Creo firmemente que sí será la última. Este virus nos va a hacer que todos nos replanteemos nuestra vida. Lo verdaderamente importante va a aflorar en los adultos y en los jóvenes. Ya lo está haciendo. Nos quedamos en casa por nosotros y por los demás, ciudadanos asiáticos nos regalan mascarillas y equipos de reanimación, la gente se ofrece a ayudar. Ya lejos de los que acapararon material quizá para obtener beneficio.  El civismo se va a incrementar. Ninguno de nosotros ya va a consentir ni admitir los actos incívicos e insolidarios. Esta crisis nos va a hacer mejores. Nuestra  sociedad va a crecer en los valores comunes a todo ser humano, independientemente del lugar de nacimiento, edad y opinión.

Que así sea.


Publicado por minglanillaweb @ 18:46
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios