Lunes, 30 de marzo de 2020

MINGLANILLAHabría que mirar con inquietud que 4 de cada 10 vecinos de nuestro pueblo que han decidido hacernos llegar su impresión a través de la encuesta de minglanillaweb sobre lo que han observado del cumplimiento del confinamiento obligatorio (y obligado) que todos debemos seguir, opinen que nuestros convecinos no lo cumplan convenientemente. Por supuesto que la muestra no es representativa y carece de rigor en la metodología…pero ahí está. cuatro de cada diez lo piensa y eso debe ser por algo.

Seguir las normas no ha sido ciertamente nuestra mejor virtud colectiva pero en este caso no puede comprenderse, más sabiendo también la solidaridad que demostramos en los casos importantes y buena muestra son las palabras de agradecimiento de nuestro Alcalde a la colaboración de los ciudadanos de Minglanilla en esta crisis desinfectando, ayudando, aportando maquinaria y trabajo personal.

En un pueblo como el nuestro es mejor no empezar a contabilizar infectados. No nos conviene. No le conviene a ninguno, pero a los pequeños aún menos. Un solo caso se convertiría en pocos días en un porcentaje de afectados de proporciones importantes. Coincidimos en todos los sitios y conocemos a todo el mundo con los que podemos hablar y contactar de alguna forma.

La infraestructura sanitaria en nuestra región y provincia ya es bastante limitada. El hospital de Cuenca y sobre todo el de Albacete ya están al borde de la saturación y sin duda una infección amplia entre nosotros, que estamos tan interrelacionados por los orígenes familares no podría tener la atención que este gravísimo virus requiere de la sanidad pública. Pensemos que además de los atendidos por el Covid 19 la sanidad pública debe atender todas las demás urgencias y casos importantes ordinarios que se pueden presentar.

Casos hay de pueblecitos en España e Italia con identidad similar a la nuestra que lo pueden corroborar.

Pensar que estamos exentos por el hecho de estar insertos en una pequeña comunidad es un querer engañarnos. Un funeral fue el foco en Haro y un acto religioso lo fue en Torrejón. Una negligencia como reunirnos un grupo de amigos al amparo de esta costumbre tan nuestra puede llevar a la muerte a vecinos nuestros.

Si no nos quedamos REALMENTE en casa aislados por civismo, hagámoslo por solidaridad o, en último término por el egoísmo de no formar parte de esta macabra lotería que vemos cada mañana.

Esperemos que seamos capaces de reaccionar cuando aún estamos a tiempo.


Publicado por minglanillaweb @ 14:11
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios